Mi pecho...

- Hola buenos días… ¿le puedo ayudar en algo?
Nada, no se preocupe, pase sin avisar… si esto siempre anda abierto para recibir nuevas visitas.
[…]
- Sí, puede pasar hasta el fondo. Lo mejor siempre está por ahí guardado, aunque a lo mejor tiene que buscar un poco para encontrar algo que le guste porque las cosas de valor están un poco escondidas a la vista.
[…]
- ¿Ya encontró algo de su agrado?
Me alegro, espero que le sirva aunque sea por un rato.
[…]
- No es nada, en serio, puede coger lo que quiera y salir por la puerta, al fin y al cabo, para eso es giratoria…




Versión de Ted Hawkins del famoso tema de John Fogerty que grabó por primera vez con la Creedence Clearwater Revival en el album "Cosmo's Factory".

Un mes y un día...


" Sumamos un día a la carrera de fondo...
cubrimos velas,
abrimos cancelas,
notamos a tiempo que no hacemos pie
buscando a tientas si el firme está hondo,
lloramos de risa sin saber porqué,
volvemos a casa
completamente solos...

...o nos perdemos en la jungla
a mitad de camino,
buscando calor,
mendigando cariño,
arrastrando los pies
de vuelta como un niño
castigado
y penitente
con dos azotes
a cuenta.

[...] Poniendo corazón desandamos camino
o andamos adelante,
sin brújula...
sin destino. "

# Estados

Trampa de miedo
tejido de espinas,
complejos, faltas,
luces encendidas
en mitad de la noche
que,
alumbran fantasmas ahítos de sombra,
proyectan risas de soledad sin forma,
desgastan el ánimo
del socio más maquillado y
revelan verdades
de lágrima y media de saldo...

[...no por falta de existencias precisamente].

Ergo en Nassica

Seguimos dando guerra y poquito a poco parece que las cosas van saliendo :)
La semana pasada tocamos en el centro comercial Nassica, inaugurando la nueva formación y, francamente, disfrutamos muchísimo del día.

Fue cansado, como siempre, pero muy divertido porque tuvimos la visita del agente especial Johnson; tocó con nosotros el hombre invisible que se esconde en todos los vídeos; se hizo mención a nuestras respectivas madres en 3 de cada 5 conversaciones; el rey presentó una canción; si se te olvida una letra en inglés puedes cantar "tiruliru chu de rivelon in de nait an de mun" y no pasa nada; se puede sacar un tema molón reggae/ska sólo siguiendo a Serguey; es imposible que a Dani no se le rompa algo en un concierto; presenté las canciones como si me hubiera bebido la botella del "Mimosín" ....

Vamos, un espectáculo que se puede resumir con la frase:


My people say yeah, yeah yeah, my people say all right!


Aquí dejo un playlist de algunas canciones que tocamos por si queréis echarle un vistazo.


Las canciones son:


- Sólo pienso en ti.
- Sin redención.
- Marinero de agua amarga.
- Cada vez más insensible.
- La misma historia.

Señores...




¿Cómo puedo ser tu amigo?

"[...] Todavía no sé cómo me pude hacer amigo tuyo
con lo diferentes que somos [...]"

Si alguna vez me preguntaran algo así, desearía no tener que contestar y, mucho menos, hacerlo con las urgencias que implica tener espectadores que exigen formalidad y decoro.
Hay preguntas que, por su propio contenido, carecen de superficialidad, requieren tiempo y una disertación no acordes con el entorno o, como es el caso, son preguntas retóricas y no demandan respuesta alguna.

Entiendo que todas las personas somos complicadas aunque nos guste pensar lo contrario, aunque haciendo un ejercicio de sinceridad, he de reconocer que no soy demasiado fácil de conocer: no soy muy accesible, vivo envuelto en personajes y roles que me llevaron años y habilidad social en la superficialidad crear y tengo una forma de ser que fácilmente desborda a los demás.
Y ¿sabes una cosa?... creo que cualquier persona que lea esto puede sentirse identificada, porque en mayor o menor medida creo que somos todos iguales.

Sé que es romántico pensar así, pero me gusta sentir vivamente la idea de que mis amistades son dispares y personalemente escogidas. La idea de que conseguí ver luz en esa persona y que desde ese momento me complementa y enriquece. Aunque no es un camino fácil y normalmente sufro un poco en el proceso, pues soy de esas personas incapaces de resistirse a intentar conocer y hablar con todo ser vivo que respire en 6 metros a la redonda, con lo que habitualmente quedo un poco expuesto a la decepción y prejuicio.

Me gustaría pensar que una persona que ha conseguido ser permeable y trascender a las corazas y roles con los que nos envolvemos día tras día y, frugalmente, ha obviado lo accesorio para asomarse a tu interior encontrando algo que le motive a compartir camino contigo, sólo pudiera preguntarse...
¿y cómo no ser amigo tuyo?


Careta de necio,
conjura de miedo
vencido con paciencia
de saldo miserable al final de esta guerra
pues,
sólo perdiste
dignidad en el camino
a cambio de frío e impersonal
[aunque siempre insuficiente y necesario]
dinero.

Retórica farisea

Defeco sobre los prejuicios
de quien tiene siempre la respuesta
por ser culto y bien formado,
también harto inteligente,
rico de vida y amigos,
espiritual y valiente...
sensible a manos llenas y
de tiempo tan solicitado
que, por no perder un minuto
o contigo verlo mermado,
se permite la ofensa y
te juzga como estafa,
haciéndote cómplice converso
de ilegalidades y faltas...


-No me eleves, ni me pises,
más allá de mi estatura,
ni me des vacuas lecciones
de ética o mesura...


Y es que, en el fondo, siempre me impresionó más ver el ejemplo en la vida de otro (antes de ser juzgado, digo) que aguantar "retórica farisea" al servicio del bien común, esto es, de arreglar el mundo.

un año más

Y otro año que pasa...

Se hizo corto pero intenso y,
regado por mil vivencias,
tuvimos nuestros momentos
buenos y malos a partes
desiguales repartidas,
tiempos de risas y fiestas,
de desengaños y prisas,
de reencuentros con orquesta,
de sorpresas bienvenidas,
de riñas, peleas,
de celos y mentiras,
aunque sólo
en este caso,
esa es la cara negativa...

Como siempre,
en la oscuridad,
tiempos amadores entran en conflicto con sueños amados...




Pues sí amigos, este comienzo de año trae aparejados, como todos, nuevas ilusiones y metas.

Algunas son mundanas y relativamente fáciles de cumplir, pues sólo requieren fuerza de voluntad, como pueda ser dar intentar conseguir una mayor periodicidad con las publicaciones del blog; otras son altamente ilusionantes, como embarcarse en un nuevo proyecto con Serguey y Lunis, dos amigos íntimos míos con los que ahora tengo la suerte de compartir también banda, puesto que han entrado en la formación de
ERGO como bajista y baterista respectivamente.

Lo cierto es que este año que entra se presenta retador y emocionante, y me gustaría invitaros a acompañarme en esta aventura con escritos, canciones, vivencias y comentarios, todo ello a través del blog.

Así que no me perdáis la pista, aunque últimamente esté disperso :D

PD: La foto somos los chicos de ERGO durante un ensayo, este montaje nos lo hizo nuestro amigo Eloy.

amigo invisible 2010



Tengo unos amigos con los que desde hace unos 7 u 8 años, con motivo de la cena que celebramos por Navidad, nos hacemos un regalo de amigo invisible, y no os penséis que es el típico regalo comprado y ya está, porque eso nos sabría a muy poco para el nivel de frikismo del que hacemos ostentación.


Por eso los regalos suelen ser fabricados por nosotros, o comprados pero acompañados por algo que le de gracia como una gymkhana, juegos propios, montajes de vídeo, collages... ya sabéis.
El dibujo que ilustra el post de hoy es una lámina de 12'50x20cm de acuarela y tinta china que hice para mi amigo el cantautor David Land, que fue el que me tocó en suerte este año.
La imagen la saqué de una fotografía del último concierto donde tocamos juntos como cantautores.
Espero que os guste.

Autoensayo tragicómico

Canción: My Romance (Joe Pass)

No hay certezas en el camino, de hecho, dudo que exista algún camino antes de comenzar a empedrarlo con nuestros pasos...
Miedo, soledad e inseguridades, son amargos compañeros que, a modo de equipaje, comparten nuestro devenir (por errático o firme que sea).
Un camino de búsqueda, camino de conocimiento, es como me gusta ver la vida...
Búsqueda y conocimiento de uno mismo y de nuestro entorno, un eterno período de aprendizaje en el que, nuevas metas, ilusiones y sinsabores, dan paso a los ya superados.
No hay tiempo para parar y disfrutar de un período de placidez alcanzadas unas anheladas expectativas, pues éstas, a su vez, vendrán aparejadas con alguno de los tropiezos, decepciones o pérdidas con que la vida suele sorprendernos, a modo de regalo, para trastocar nuestro equilibrio...

Equilibrio, desde mi punto de vista, algo de apariencia trivial pero de importancia capital en la búsqueda de felicidad que resulta ser la vida.
Sin equilibrio en mi vida no conseguiré ser feliz, porque tal vez, deje escapar períodos de tiempo, al pasarme desapercibidos, que podía haber disfrutado con plenitud, perdido entre dudas y la esperanza en tiempos aún mejores.

El conocimiento de uno mismo, esa búsqueda espiritual (o metafísica) tan desagradecida porque, seamos sinceros, enfrentar nuestra propia mirada, revelando nuestras miserias frente a un espejo, no es tarea sencilla ni, muchas veces, placentera; el conocimiento de uno mismo, digo, nos permite redefinirnos, romper barreras, superar límites y, al mismo tiempo, nos permite darnos a conocer desde el yo, sin diluir nuestra personalidad, con sus peculiaridades y fallas, en el entorno o en las convenciones sociales dictadas por la convivencia en un grupo.
La definición nace de la persona y evoluciona en el entorno, pero en ningún caso la define el propio entorno o queda variable en función de él.

Equilibrio entre sueños y realidad, entre lo que suponías tu vida iba a ser y la realidad con la que te toca convivir.

Equilibrio emocional, nacido desde el respeto y amor a uno mismo, proyectado así hacia el exterior...


¿Pero cómo alcanzar el equilibrio si, en esta vida, nuestro maestro en la derrota y fracaso, tan sólo, es el paso del tiempo. Si desde que somos pequeños esta impersonal sociedad nos educa en vivir nuestros sueños y en triunfar en estándares de felicidad ajenos a los propios, pues nacen de la estabilidad y garantía de las estructuras sociales existentes?.

He ahí el quid de la cuestión... ¿Equilibrio?... desconozco otro camino.

Miradas

Testigos por escrito
con pausas y sin prisas,
son ecos del camino
que haces cuando pisas.
Metáforas al viento,
imágenes y vida,
ficciones,
realidad,
comidas y servidas...

Y ¿quién nos lo iba a decir
a estas alturas?

Bueno, a estas alturas...
o bajuras,
que todo es según se mire,
y ya sabemos que hay miradas...
y miradas.