Fase de miedo, fase de ira...
triste abandono que
me domina, me acosa,
me asalta...
me pone navajas en la garganta;
me ayuda a levantar y me levanta,
me mira por encima,
del hombro y
de soslayo, que aquí
como decía mi abuelo
(bendito esté todo él en el cielo)
cada uno hace... de su capa un sayo.
Y de nuevo me vence,
me acogota, me tira al suelo y
me derrota,
se ríe...(y no poco) y bien
a gusto;
de mi suerte y mi disgusto,
de mi cara de idiota,
de las fuerzas que me fallan,
de la rabia que rebota
revolviendo así mi pecho,
humillando mi alegría,
destapando frases, juegos
que aprender me gustaría (a)
olvidar hace nueve años
en las faldas de María...
De María o de Almudena,
o como coño que fuera
que se llamaba la nena
que de todo menos pura,
bendita, risueña, jovial y buena,
tenía atado
en racimo de virtudes
(a la puerta del colegio
entre bancos y orugas... mochilas y pinos)
escondido a la sombra
de indiscretas multitudes.

5 aprendices comentan:

Delkhan dijo...

QUÉ BUENÍSIMO!!!!!!! Por Dios.

GABI dijo...

Me has dejado sin palabras.

TALK TONIGHT dijo...

Q ilusión q te gustara Gabi!!!
La verdad es que como verás no suelo recibir muchos comments... así que gracias por hacer tuyo algo mío y desde luego esta es tu casa para lo que quieras...

GABI dijo...

Muchas de nada.
Sencillamente encontré tu blog navegando por internet y me gustó mucho lo que escribistes.
Si me das tu permiso, te pongo como enlace en mi blog para que todo el que entre en mi página pueda visitarte.
Y sigue escribiendo, eh?
Un beso!

TALK TONIGHT dijo...

Sí, añademe si quieres que yo haré lo propio contigo...jajaja
UN besote!!!